Sin categoría

La generatividad

La generatividad es un proceso psicológico mencionado por el psicoanalista estadounidense Erik Erikson (1971), en su Teoría del desarrollo de la personalidad a la que denominó “Teoría psicosocial”. En ella describe ocho etapas del ciclo vital que son crisis o conflictos que aparecen en el desarrollo de la vida, a las cuales nos enfrentamos desde que nacemos hasta que morimos.

Erikson menciona que las personas, al llegar a la etapa adulta intermedia (40 a 60 años aproximadamente), entraban en su séptima etapa: Generatividad versus Estancamiento.
El definió a la generatividad como el interés de los adultos maduros por guiar, influir y ayudar a la siguiente generación. Y, también, al estancamiento como lo contrario, es decir, un estado de inactividad o empobrecimiento personal.

Es la forma de dejar un legado para los jóvenes (valores, consejos, etc.) o una huella trascendental que perdure en el tiempo y que sirva de un ejemplo para los que siguen.

Caracteristicas Principales.
Surge a partir del interés por los demás y los deseos internos de inmortalidad simbólica o de ser necesitado.
Se puede expresar en el entrenamiento y la mentoría
No hay una edad o momento especifico en que pueda aparecer este proceso, varia de persona a persona

Generatividad Versus Estancamiento.

No alcanzar satisfactoriamente la etapa de generatividad da lugar a un empobrecimiento personal. El individuo puede sentir que la vida es monótona y vacía, que simplemente transcurre el tiempo y envejece sin cumplir sus expectativas. Son personas que han fracasado en las habilidades personales para hacer de la vida un flujo siempre creativo de experiencia y se sienten apáticos y cansados.
Es interesante resaltar que la generatividad propia de la edad madura, es caracterizada por Erikson como una renovada situación de dependencia al servicio de la evolución del ser humano. En este caso se trata de la dependencia que la generación mayor tiene respecto de la más joven.

“El hombre maduro necesita sentirse necesitado, y la madurez necesita la guía y el aliento de aquello que ha producido y que debe cuidar. La generatividad, entonces, es en esencia la preocupación por establecer y guiar a la nueva generación. (…) Cuando tal enriquecimiento falta por completo, tiene lugar una regresión a una necesidad obsesiva de pseudointimidad, a menudo con un sentimiento general de estancamiento y empobrecimiento personal. Los individuos, entonces, comienzan a tratarse a sí mismos como si fueran su propio y único hijo y, cuando las condiciones los favorecen, la temprana invalidez física o psicológica se convierte en el vehículo de esa autopreocupación.”

-Erik Erikson-
Referencias.

Erikson, E. (1971). Identidad, juventud y crisis. Buenos Aires: Paidós.

Papalia, D., Olds, S. & Feldman, R. (201

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s